REVISIONES, MÉDICOS Y PEQUEÑOS SUSTOS (PARTE I)

Hoy es viernes, y me pongo a escribir ahora la entrada que dije que publicaría el lunes… aún no soy madre y ya estoy descumpliendo con horarios!! XD.

Bueno, como “prometí”, hoy voy a hablar de las citas médicas, ecos, malestares, etc. que hemos tenido durante estas 21 semanas…. (Ya estamos de 21!!)

5 SEMANAS

Lo primero de todo, después de constatar (5 o 6 veces) que había bollo en el horno, pues concerté cita con mi nueva ginecóloga, para la primera revisión, en la que suponía que ya te mandan análisis, vitaminas, te dan una lista interminable de cosas que tienes que hacer o que tienes que evitar (SOCORRO, van a quitarme el jamón y yo quiero llorar muy fuerte) y yo ya empiezo a ponerme nerviosa… ¿y si en realidad los 5 positivos caseros eran falsos? ¿Y si llego y me dice que no hay embarazo? Pero ya me tenía que haber bajado la regla… ¿y si me dice que es un embarazo ectópico? ¿Y si vienen dos? Total, que yo, que procuro no PRE- ocuparme o cuando lo hago le quito importancia, pues descubro una nueva faceta mía extremadamente fatalista en la que estoy convencida de que todo va a ir mal, si hay otras personas a las que le va mal, ¿por qué no voy a ser yo la que forme parte de las estadísticas “malas”? (bienvenida mamá hipocondríaca, va a ser así ya el resto de tu vida!!!).

Pues allí nos plantamos elpadredelacriatura y yo en la consulta (el tiempo que pasó hasta la consulta, yo ya dejé de comer jamón, embutidos en general, pescado crudo… en fin, lo que fuera q había oído por ahí que las preñadas no podían comer/hacer), me recibe la auxiliar, como siempre:

– Motivo de la consulta
– EMBARAZO (digo orgullosa como nadie).

Y yo aquí con una sonrisa de idiota de lado a lado de la sala de espera, pero acojonada al mismo tiempo, que bonito esto de la bipolaridad maternal…. Pues entro en el cubículo de mi doctora y me mira y me dice “¿ya? ¿Estás embarazada?” (Os recuerdo que en el post del predictor se viste de rosa, explico que le pido vitaminas preconcepcionales y me viene a decir que tranqui que no me flipe que hasta dentro de 4 meses o más no me preñaré lo más seguro, y ha pasado menos de un mes desde esa visita) y yo SIIIIIII ¡¡o al menos eso dicen los 5 test de embarazo que me he hecho!! Y la otra… 5???? Por qué???? Y yo, pues no sé porque había manchado y pensaba que me había bajado la regla peronó y claro pues quería megaconfirmarlo, blablablabla y riéndose me mira y me dice “pasa al ecógrafo anda”. Total, que a estas alturas y con mi FUR (fecha de mi última regla, que aunque suene a peluche diabólico o dragón de la historia interminable, es mucho menos guay), pues se supone que estoy de 5 semanas, me hace una eco y me dice que efectivamente estoy embarazada, que puedo dejar de hacerme test compulsivamente, pero que de momento sólo se ve el saquito embrionario, ni embrión ni nada, que dadas las fechas es lo normal. El saco está donde tiene que estar, es uno sólo, y aparentemente todo está estupendo… y yo con mi sonrisa gigante… me vuelvo a sentar a su escritorio y me dice que bueno, que me pire con viento fresco, que ella hasta que no ve un embrión ni hace análisis ni nada, que es una manía como otra cualquiera. Y yo acojonada, que me lo debió de ver en la cara y me dice “a ver, que sí, que estás embarazada, no te agobies, pero son manías mías” y yo, vale… y le digo ” y ¿sigo comiendo normal y eso?” Y me dice “sí, estás embarazada, no enferma, si lo que comes lo compras en un lugar de confianza ha pasado todos sus controles de calidad y puedes comer lo que quieras, lo único que tienes que evitar es la leche sin pasteurizar y quesos de leche sin pasteurizar, (en estos momentos estoy a punto de levantarme a darle un beso y un abrazo por no quitarme todos los alimentos que me temía me iba a quitar) y te vienes en 3 semanas que estarás de 8, ya habrá embrión y te mando análisis”.

Así que pedimos cita para 3 semanas después y salimos de allí, yo entre contenta y no, elpadredelacriatura en plan pues ale, hay bollo, y no te agobies que te ha dicho bien clarito que no estás enferma, y yo con cara de joe, yo que quería contarlo al mundo con una eco en la que se viera al menos un cacahuete, y no tenemos ni eso, porque claro, no nos sacó imagen de un saco vacío, pa que…. Pero bueno, ya tenemos confirmación médica, ahora sí que sí, a pensar cómo y cuándo se lo contamos a la familia (lo cual irá en otro post).

En el intervalo de espera entre esta visita y la siguiente mancho un poquitísimo insignificante, que en otras circunstancias ni me habría fijado, seguro, pero en estas, me agobio, otra vez – madre mía! Voy a estar así todo el embarazo? Me pregunto y pregunto a mi hermana, no me gusta ser así de hipocondríaca ni estar pensando todo el rato que algo va a ir mal, que angustia! Y cuando nazca será peor… y cuando crezca… SOCORRO!! Por qué nos hemos metido en este embolao?- de nuevo, que maravilloso esto de la bipolaridad maternal, que paso de la felicidad más extrema al agobio y la duda, las hormonas deben de estarse pegando una fiesta con los gintos que yo no me puedo tomar que ríete tú de Maradona en el mundial 2018.

8 SEMANAS

LLegó el día de la segunda eco, las 8 semanas como bien habíamos dicho antes (tengo que aclarar que estoy yendo por lo privado, así que me hacen muchas más ecos de lo normal, de hecho en la SS la de las 5 semanas seguro que no me la habrían hecho y me habrían mandado directamente a hacerme la de las 8 junto con análisis y esas cosas, así que no sirvo de ejemplo real, si estás embarazada y no te hacen tantas ecos como a mí, es normal) y yo, que había pasado las 3 últimas semanas acojonada, pensando que total, como no había embrión, en cualquier momento me bajaría la regla o algo, y todo a tomar por saco, llego allí más nerviosa que nada y nada más entrar en la consulta me pasa al ecógrafo, me lo enchufa y apenas empieza a funcionar oímos un superlatido que casi me da un infarto y la sonrisa y cara de gilipollas se dispara hasta el infinito y más allá!! Y miro al padre de la criatura “que pasadaaaaa” y él también con su sonrisa de gilipollas… MO-MEN-TA-ZO. Y nos enseña una patata y nos dice pues ahí está! Y mirad como le late el corazón… y yo ¿? Pero si es una patata, que corazón ni que ochocuar…. “Hala, que sí, que está ahí!!” Y elpadredelacriatura “pfff esas cosas las veréis vosotras porque yo…” y yo “que sí que sí, mira ahí en el medio de la patata que hay un puntito que se mueve” y ya lo ve “hala, es verdad, que fuerte!”. Total, que nos confirma que bichobola sigue ahí, bien agarrado, que late con fuerza, y nos manda análisis y que volvamos a las 10 semanas con los análisis.

patata
Patata. Su primera foto.

Al salir de la consulta nos ponemos como locos a enviar la foto de la patata a todos los grupos de amigos que tenemos, es nuestra postal de presentación, todos flipan, todos se alegran, nosotros nos alegramos, que ilusionante es contar a la gente que quieres que algo tan bonito está pasando en tu vida!! Quedamos para el día siguiente con algunos amigos para cenar y celebrar… creo que no puedo ser más feliz!

10 SEMANAS

De momento no estoy teniendo molestias típicas del embarazo, me da algún pinchacín como por las ingles, lo cual es normal porque el útero va creciendo, algún mareillo sin importancia, pero nauseas y tal poca cosa, las que me dan, se me pasan comiento, así que sin problema, eso sí, la semana antes de esta visita me da una migraña estupenda con su aura y todo (cuando me va a dar migraña, empiezo a ver como luces que me cierran el campo visual, y entonces, ya se que estoy jodida) y claro, com todo lo que puedo tomar es paracetamol, pues a mi migraña no le hace ni cosquillas… me tiré tres días con migraña, a oscuras en la cama, poniéndome paños fríos en la cabeza y tomando algún paracetamol de vez en cuando, al final del tercero, le pedí a mimaromo que me llevara a urgencias antes de que me tirara por la ventana de la desesperación, allí claro, me dijeron que con 9 semanas de embarazo poco me podían dar… me pusieron el paracetamol en vena y me pusieron oxígeno, y en poco rato la migraña se fue por donde vino y yo volvía a ser persona (memorándum, si te vuelve a dar migraña, no esperes tres días para ir a urgencias). A esto se reducen las molestias de mis primeras semanas de embarazo, así que guay… llegamos así a la visita de las 10 semanas con los análisis en los que dicen que no he pasado la toxoplasmosis (esto es lo que determina que te prohíban el jamón, embutido y esas cosas), que tengo el hierro un pelín alto (lo cual es casi hasta bueno) y la vitamina D un pelín baja (no me ha dado el sol en todo el invierno y la primavera esta siendo más lluviosa que en Londres, así que normal), mi doctora mira todo, y me dice “pues está todo bien” Y PUNTO, ni que deje de comer carne así o asao ni nada de nada, así que yo tan contenta. Y me hace otra eco, en la que volvemos a escuchar el corazón, fuerte y rápido, ya no se ve sólo una patata, ahora es una patata con cabeza, y se ven incluso 4 bolitas conato de pies y manos que se mueven mucho!! Es increíble como va cambiando de rápido… también me pregunta si he tenido algún sangrado, ya que en la eco, se ve como una zona con “sangre libre” y me dice que lo más seguro es que sangre un poquito, pero que es normal, me pregunta si estoy trabajando, le digo que no, y me dice algo así como “mejor” y me dice que “me lo tome con calma” que no me manda reposo, pero que calmada, y que si tengo dolores de regla, que me tome un medicamento que es progesterona, que sirve para que se agarre bien el bicho, y yo ya, pues me preocupo, como no me preocupaba lo suficiente, pues me preocupo más… nos cita para la semana 12, para hacer el screening (prueba estadística que te dice la probabilidad de que haya una trisomía de los cromosomas 18 y 23 creo que son, que daría lugar a determinados síndromes como el síndrome de down). Salimos de la consulta, y yo intento mantenerme tranquila, me pregunta mi maromo que cómo estoy, me tranquiliza, me dice que no me asuste ni me agobie, que ella lo ha visto todo bien, y que mientras ella no se preocupe, nosotros tampoco… así que me tranquilizo un poco, pero decido tomármelo con muuuuucha calma, unos días después empiezan a darme dolores de regla,no muy fuertes, pero ante la duda, me compro la progesterona y me la tomo, daño no me hace ni a mi ni a bichobola, y me da paz mental. Todo bien, no sangro ni un poco en ningún momento, así que me voy relajando con el paso de los días.

 

cropped-whatsapp-image-2018-04-24-at-13-33-20.jpeg
Patata tiene cabeza!

(continuará)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: